Apologética

Apologética - La Trinidad - Tres en Uno

SantisimaTrinidadDios Trinidad – Tres en Uno.

Jesús ha sido el que nos ha revelado la Trinidad beatífica de Dios. El es la Palabra de Dios mismo, “lo que Dios tenía que decirle al mundo” (Juan Pablo II) y nosotros, creyentes por fe, aceptamos esta verdad.

¿Qué hacer con aquellos que niegan que Dios es Trinidad, o no aceptan que en Dios hay Tres distintas personas y que son un sólo Dios?. En realidad podemos hacer poco desde la razón, pero mucho desde el sentido común de la fe. Invitarlos a creer en las Escrituras y a creerle a Jesús.

El Padre es Dios; creador de todo el género humano. Jesús hijo de Dios; La escritura dice que “a Jesús sea dado el honor y la gloria”, así como “solo a Dios es dado el honor y la gloria” y que Jesús perdonaba pecados mostrándose como ofendido. ¿Cómo podía decir Jesús “te perdono tus pecados” sin ser Dios?. El Espíritu Santo es el “otro” consolador prometido por Jesús. Las escrituras dicen que nosotros somos templo del Espíritu Santo; en un templo habita una divinidad. Jesús mismo dice que podemos blasfemar contra el Espíritu Santo; las blasfemias son solo contra alguien que es Dios. Las escrituras dicen que solo hay un Dios; Si el Padre es Dios, si el Hijo se ha mostrado como Dios y si el Espíritu Santo nos ha sido revelado como Dios y sabemos que solo hay UN Dios, concluimos que en Dios existe una tri-unidad, tres personas que son un solo Dios, o Trinidad de Dios.   Los cristianos profesamos una fe y creencia que muchas veces van mucho más allá de la comprensión humana. A muchas de nuestras profesiones de fe, las llamamos “misterio”. Compendio: ¿Cuál es el misterio central de la fe y de la vida cristiana? (232-237) El misterio central de la fe y de la vida cristiana es el misterio de la Santísima Trinidad. Los cristianos son bautizados en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

El misterio de la Trinidad de Dios nos ha sido revelado por el mismo Dios. Un Dios que es Padre, que es Hijo, y que es Espiritu Santo; Tres personas distintas una de otra, pero unidos tan estrechamente que son la perfección misma del Dios en que creemos. Cada uno posee la sustancia única y completa del verdadero Dios. 

Sabemos que son Tres las personas pero los cristianos profesamos la existencia de Un solo y único Dios.

Compendio: ¿Por qué profesamos un solo Dios? Profesamos un solo Dios porque Él se ha revelado al pueblo de Israel como el Único, cuando dice: “escucha Israel, el Señor nuestro Dios es el Único Señor” (Dt 6, 4), “no existe ningún otro” (Is 45, 22). Jesús mismo lo ha confirmado: Dios “es el único Señor” (Mc 12, 29). Profesar que Jesús y el Espíritu Santo son también Dios y Señor no introduce división alguna en el Dios Único.

Esta verdad profunda de nuestra fe es un misterio inaccesible a la sola razón. Nadie puede comprender la Trinidad de Dios.

Compendio: ¿Puede la razón humana conocer, por sí sola, el misterio de la Santísima Trinidad? (237) Dios ha dejado huellas de su ser trinitario en la creación y en el Antiguo Testamento, pero la intimidad de su ser como Trinidad Santa constituye un misterio inaccesible a la sola razón humana e incluso a la fe de Israel, antes de la Encarnación del Hijo de Dios y del envío del Espíritu Santo. Este misterio ha sido revelado por Jesucristo, y es la fuente de todos los demás misterios.

Compendio: ¿Cómo expresa la Iglesia su fe trinitaria? (249-256; 266) La Iglesia expresa su fe trinitaria confesando un solo Dios en tres Personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Las tres divinas Personas son un solo Dios porque cada una de ellas es idéntica a la plenitud de la única e indivisible naturaleza divina. Las tres son realmente distintas entre sí, por sus relaciones recíprocas: el Padre engendra al Hijo, el Hijo es engendrado por el Padre, el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo.

El que sean tres distinta personas, no hace que obren u operen de forma separada. No hay separación en su obrar pero si en la manera que cada una se hace presente. Dios obra todo su ser tanto en el Padre, como en el Hijo y el Espíritu Santo. No es un Dios dividido en tres partes, es un Dios unido en Tres Personas obrando una misma acción y cada persona es distinta a la otra

Compendio: ¿Cómo obran las tres divinas Personas? (257-260; 267) Inseparables en su única sustancia, las divinas Personas son también inseparables en su obrar: la Trinidad tiene una sola y misma operación. Pero en el único obrar divino, cada Persona se hace presente según el modo que le es propio en la Trinidad.

Jesús es la revelación plena de Dios. El nos ha dado a conocer los misterios de nuestra fe. Fue Jesús el primero que nos enseño a llamar Padre a Dios, él mismo así le llamaba “Padre”, revelándose así mismo como el Hijo de Dios. La profundidad de llamar a Dios Padre está en que eso nos hace también sus hijos. ¿Quién puede llamar Padre a alguien si no es su hijo?

Compendio ¿Qué nos revela Jesucristo acerca del misterio del Padre? (240-243) Jesucristo nos revela que Dios es “Padre”, no sólo en cuanto es Creador del universo y del hombre sino, sobre todo, porque engendra eternamente en su seno al Hijo, que es su Verbo, “resplandor de su gloria e impronta de su sustancia” (Hb 1, 3).

El Espíritu Santo se nos dio a conocer a través del Hijo. 

Compendio ¿Quién es el Espíritu Santo, que Jesucristo nos ha revelado? (243-248) El Espíritu Santo es la tercera Persona de la Santísima Trinidad. Es Dios, uno e igual al Padre y al Hijo; “procede del Padre” (Jn 15, 26), que es principio sin principio y origen de toda la vida trinitaria. Y procede también del Hijo (Filioque), por el don eterno que el Padre hace al Hijo. El Espíritu Santo, enviado por el Padre y por el Hijo encarnado, guía a la Iglesia hasta el conocimiento de la “verdad plena” (Jn 16, 13).

La profesión de fe Dios Trinidad, no ha sido alcanzada por los hombres, más bien nos ha sido revelada por el mismo Dios. Jamás alguien hubiese podido llegar a tal conocimiento si Dios no se hubiese dado a conocer. La razón humana es incapaz de comprender tremendo misterio.

Share Button
Powered by Bullraider.com