Catequesis / formación

Descubre a los profetas: Jonás

1. Situación de la época:
Durante la reconstrucción de Jerusalén, después del exilio, los líderes exhortaban a los judíos para alejarse de los pueblos y personas extranjeras con el fin de evitar la idolatría.
Por el hecho de haber sido elegidos por Dios, los israelitas pensaban que Él rechazaría a otras naciones y esto los llevó a discriminar diversos pueblos. La historia se sitúa en el siglo Vll a.c., cuando Nínive era capital de Asiria. Se burla del egocentrismo de los judíos que se consideraban como los únicos buenos, y presenta a Jonás  como antihéroe.  

2. Autor y sus circunstancias
El libro de Jonás es una historia narrativa que tiene como propósito dar testimonio de la gracia de Dios y que el mensaje de salvación es para todos los seres humanos.
Se atribuye su autoría al propio Jonás, hijo de Amitay, y se considera que lo escribió aproximadamente entre el año 785 y el 760 A.C. La acción transcurre en las ciudades de Jope, Tarsis y Nínive.
Con respecto al contexto histórico, Jonás precede al profeta Amós y predicó durante el reinado de Jeroboam II, uno de los reyes más poderosos de Israel (793 – 753 A.C.).En ese momento, Asiria era el enemigo más grande de Israel, por quienes fueron conquistados en el año 722 A.C.

 

División  del libro de Jonás:

  • Cap: 1. Jonás rechaza la misión de Dios de ir a Nínive.
  • Cap: 2. Jonás en el vientre del pez.
  • Cap: 3. Conversión y perdón de Nínive.
  • Cap: 4. Enojo de Jonás por el perdón de Dios a Nínive.

 

Datos:
Periodo descrito: Siglo Vlll A.C.
Fecha de redacción: Siglo V a.c
Temas. Universalismo de la misericordia de Dios.

 

Contenidos principales
El libro de Jonás es una parábola cuyo  objetivo es corregir este error y actitud discriminatoria, anunciando el alcance universal del amor de Dios.
 Describe todas las criaturas como buenas, menos a Jonás, que rechaza su misión profética fugándose en un barco. Al final, Jonás profetiza en Nínive la necesidad de convertirse. El mensaje de Dios es aceptado y hasta los animales participan en la actitud de penitencia. Jonás se enfurece, pues deseaba que los malos fueran castigados, olvidándose de que él también había desobedecido a Dios.

 

Otros aspectos:
Este libro difiere de los otros libros proféticos en el hecho de que se concentra en el profeta y no en sus profecías. La escritura sólo contiene un verso que resume el mensaje de Jonás para Nínive. Posteriormente Jesús mencionará la historia de Jonás como una ilustración de su muerte y resurrección.
Los tres días que Jonás permaneció en el interior del pez son comparados con los días que Jesús permaneció muerto antes de su resurrección.

 

Textos fundamentales:

Jon: 1, 1-3: El Señor  dirigió su palabra a Jonás, hijo de Amitay, y le dijo: Vete ahora mismo a Nínive, la gran ciudad, y pronuncia un oráculo contra ella, pues su maldad ha llegado hasta mí. Jonás partió, pero dispuesto a huir a Tarsis, lejos del Señor. Bajó a Jafa, encontró un barco que salía para Tarsis, pagó su pasaje y se embarcó para ir con ellos a Tarsis, lejos del Señor.

 

Jonás 3, 4-7: Jonás entró en la ciudad y caminó durante todo un día, proclamando: “Dentro de cuarenta días Nínive será destruida.” los ninivitas creyeron en Dios: decretaron un ayuno y todos, desde el más grande hasta el más pequeño, se vistieron con ropa de penitencia. También el rey de Nínive, al enterarse, se levantó de su trono, se quitó el manto, se vistió con ropas de penitencia y se sentó en el suelo. Luego mando proclamar en Nínive este decreto: por orden del rey y sus ministros, que hombres y animales, ganado vacuno y ovino, no coman, ni pasten ni beban agua.

 

Jon: 4, 6-11: El Señor hizo que creciera una planta de ricino por encima de la altura de Jonás para darle sombra y librarlo de su enojo y en efecto, el ricino llenó de alegría a Jonás. Pero al día siguiente, al amanecer, Dios mandó un gusano que picó la planta de ricino y ésta se secó. Al salir el sol, Dios envió un viento sofocante del este. El sol caía sobre la cabeza de Jonás y, a punto de desmayarse, se deseó la muerte diciendo: prefiero morir a seguir viviendo. Entonces Dios le dijo: ¿Te parece bien enojarte a causa de esa planta de ricino?
Jonás respondió: Sí, me parece bien enojarme hasta desear morir. El Señor le dijo: Tú sientes compasión de una planta de ricino que tú no has hecho crecer, que en una noche brotó y en una noche se secó, ¿y no voy a tener compasión de Nínive, la gran ciudad, en la que hay más de ciento veinte mil personas que aún no distinguen entre el bien y el mal, y una gran cantidad de animales?

 

Bibliografía:

"Biblia católica para jóvenes", Verbo Divino, Navarra, 2005 {jcomments on}

 

Marina Gavarrete Gamez

Agustinas Hermanas del Amparo

 

 

 

Share Button
Powered by Bullraider.com