Catequesis / formación

Criterios para el buen discernimiento.

El discernimiento se aprende discerniendo. Dejemos la actitud de comodidad de preguntarlo todo, evitándonos el esfuerzo de analizar nosotros y evitando nuestra responsabilidad personal. Debemos tomar nuestras propias decisiones, sin caer en la tentación de culpar a otros de mis actos. Eso no quita el pedir ayuda a un sacerdote, o a una persona de vida de oración profunda, cuando la necesitemos.

Algunos criterios que nos pueden ayudar a discernir:

  • La conformidad con la Palabra de Dios
  • La armonía con el magisterio de la Iglesia y con las directivas de sus pastores.
  • No vaya en contra del cumplimiento del deber de estado.
  • Las circunstancias, los acontecimientos, se den armónicamente.
  • Los frutos que trae la decisión que tomamos debieran ser paz, alegría y gozo interior que permanecen aún en medio del sufrimiento.
  • Gal 5, 22 a 26 los frutos del Espíritu.
  • 1 Co 14, 33 Dios es un Dios de paz
  • Conocer mis inclinaciones naturales para ver si no se trata sólo de lo que yo tengo ganas de hacer. ¿Cuáles son mis motivaciones?
  • Consultar a los hermanos que están en el camino del Señor.
  • Ver en qué va a afectar mi decisión a otros. Lo que voy a hacer ¿va a traer frutos de paz y de amor para los demás? ¿Hay amor en esa decisión que voy a tomar?
  • 1 Co 13, 1 a 3 sin amor ningún carisma sirve
  • Ayuda ver si la inspiración interior es duradera, no esporádica.

 Ser humilde. El demonio cayó por orgullo. Humildad es caminar en la verdad y en la confianza en Dios. Jn 16,13 el Espíritu de Verdad los guiará en los caminos de la verdad.
Es necesario tranquilizarse, ponerse en presencia de Dios para que su paz nos serene. Si estamos agitados, con muchas preocupaciones, no podemos percibir la acción suave del Espíritu Santo. También es necesario darse un tiempo para no tomar una decisión apresurada.
Buscar frente al Señor cuáles son las ventajas e inconvenientes de las diversas soluciones. Mis decisiones tienen que estar de acuerdo con la voluntad del Señor. Imaginar cuál solución me traería mayor paz.

 

Share Button
Powered by Bullraider.com