La Palabra meditada

La Palabra meditada. Domingo 2º de Adviento. Ciclo A

 

San Lucas 1,26 – 38

En el sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una joven virgen que vivía en una ciudad de Galilea llamada Nazaret y que era prometida de José, de la familia de David. Y el nombre de la virgen era María.
Que importante es cuando los padres desde muy temprana edad entregan a sus hijos a Dios, debemos de hacer notar que los padres de María, la entregaron a Dios y María vivió en el templo desde la edad de un año hasta los doce, razón por la cual temía y sabía mucho de Dios. Hoy en día es raro encontrar a un joven que tenga

temor de Dios y que se preocupe por conocerle, somos nosotros los padres los que debemos de tener el conocimiento de Dios y testificarlo en el hogar, para que nuestros hijos no vayan a  la iglesia por un compromiso, sino porque le gusta.

 

 

{jcomments on}José era de la descendencia de David, era de linaje, porque era descendiente de nuestro padre Abraham, hombre escogido por Dios por su fe y Dios le prometió que su descendencia seria como las estrellas del cielo, de uno de los nietos de Abraham, Jacob que significa Israel viene las doce tribus.
Entro el Ángel a su presencia y le dijo: Alégrate, llena de gracia; el Señor está contigo. María quedo muy conmovida por lo que veía, y se preguntaba que quería decir este saludo.

Alégrate significa la buena nueva para los hombres, pues María era el templo que Dios escogió para que nuestro Señor viniera a este mundo y se cumpliera el pacto de la nueva alianza y definitiva de Dios con los hombres, Jer 31,33 nos dice: Esto declara Yave: cuando llegue el tiempo, yo pactare con Israel esta otra alianza. Pondré mi ley en su interior, la escribiré en sus corazones, y yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo.

María no solo tiene la gracia del Señor sino que está llena de su gracia, es decir María es la favorecida de Dios entre tantas mujeres, porque en ella se cumplió la maravilla más grande del mundo, pues fue poseída por el Espíritu Santo, como lo dice Is 7,14 el Señor pues les dará esta señal: La virgen está embarazada, y da a luz un varón a quien le pone el nombre de Emanuel. Que significa Dios con nosotros.
Sera grande, y con razón lo llamaran: Hijo del altísimo. Dios le dará el trono de David, su antepasado. Gobernara por siempre el pueblo de Jacob y su reinado no terminara jamás.

Esto nos lo confirma Ap.1,5-6 Y de parte de Cristo Jesús, el testigo fiel, el primer nacido de entre los muertos, el rey de los reyes de la tierra, el que nos ama, el que nos purifico de nuestros pecados por su sangre, haciendo de nosotros un Reino y Sacerdotes de Dios su Padre. A el la Gloria y el Poder por los siglos de los siglos. ¡Amen!

La encarnación de Jesús en María es por obra y gracia del Espíritu Santo, por eso Jesús es Santo e Hijo de Dios, porque para Dios nada es imposible. Jesús se encarna también en nosotros cuando lo aceptamos como nuestro Señor y Salvador, el empieza a morar dentro de nosotros y atravez de su santo espíritu nos va dando el conocimiento de Dios y aprendemos hacer su voluntad, Jn.14,23 nos dice: Jesús respondió: Si alguien me ama, guardara mis palabras, y mi Padre lo amara y vendremos a él para hacer nuestra morada en él.
Para Dios todo es posible siempre y cuando nos mantengamos firmes en la fe que depositamos en Cristo Jesús.

Dijo María: Yo soy la servidora del Señor; hágase en mi lo que has dicho.
La Virgen María es diga de que la adoremos, como nos dice la palabra es bendita entre todas la mujeres, pero no solo es que nos quedemos en la adoración, sino que también debemos de imitarla, como la primera cristiana porque fue obediente, hizo la voluntad del Padre, se negó a ella misma y fue humilde y servidora del Señor en todo momento.

Share Button
Powered by Bullraider.com