La Palabra meditada

La Palabra meditada 1ª Semana de Navidad. Ciclo A.

 

San Mateo 2,13-15.19-23

Después que partieron los Magos, el Ángel del Señor se le apareció en sueños a José y le dijo: Levántate, toma el niño y a su madre, y huye a Egipto.Aquí miramos como el Señor nos ama tanto, que cuando algo está por pasarnos él nos cuida, si nosotros conociéramos más a nuestro Padre, dejáramos de ser renegones, comprobaríamos que él tiene designios para cada uno de nosotros que no tienen límites, 1P3,13-14 nos dice: Y, ¿quién les podrá hacer daño, si ustedes se afanan en hacer el bien? Por lo demás, felices ustedes cuando sufran por la justicia: no teman sus amenazas ni se turben.

Quédate allí hasta que yo te avise, porque Herodes buscara al niño para matarlo. José se levantó, tomo de noche al niño y a su madre y se retiró a Egipto.
Esta obediencia de José, es la que nuestro Padre quiere de cada uno de nosotros, para tenerla tenemos que negarnos a nosotros mismos, porque el ego que llevamos dentro solo nos hace obedecer los deseos de la carne, nuestro Señor Jesús es el símbolo más grande de obediencia, al obedecer a nuestro Padre hasta llegar aun siendo inocente a morir en la cruz por cada uno de nosotros, Rom. 5,19 nos dice: Y como por la desobediencia de un solo hombre todos los demás pasaron a ser pecadores, así tambien, por la obediencia de uno solo, una muchedumbre fue constituida justa y santa.

 

{jcomments on}Permaneció allí hasta la muerte de Herodes. De este modo se cumplió lo que había dicho el Señor por boca del profeta: Yo llame de Egipto a mi hijo.
Se habla tanto de lo lindo de la sagrada familia, pero no hacemos el menor esfuerzo por imitarla, José no solo es obediente sino que también hace lo que el Señor le dice, Por eso Jesús nos dice en Mt7,21  No es el que me dice ¡Señor!, ¡Señor! , el que entrara en el Reino de los Cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre del Cielo.

Dios es un Padre lleno de amor y tiene para cada uno un plan maravilloso, a él le agrada que nosotros hagamos su voluntad, para ello debemos de renovar nuestra mente y empezar por tratar de ser humildes y aferrarnos a la fe que depositamos en Cristo Jesús, para que con su espíritu nos de la sabiduría y el conocimiento para ejercitarla, Rom. 12,2 nos dice: No sigan la corriente del mundo en que vivimos, más bien transfórmense por la renovación de su mente. Así sabrán ver cuál es la voluntad de Dios, lo que es bueno, lo que le agrada, lo que es perfecto.

Después de la muerte de Herodes, el Ángel del Señor se apareció en sueños a José, en Egipto. Le dijo: Levántate y regresa con el niño y su madre a la tierra de Israel, porque ya ha muerto los que querían matar al niño.Muchas veces nos preocupamos porque las cosas no nos salen como nosotros deseamos, por esto debemos aprender así como lo hizo José a confiar en Dios, porque solo él sabe porque hay veces se nos cierran puertas, pero también él sabe cuándo es el momento de abrirlas, Ap.3,7 dice: Escribe al ángel de la iglesia de Filadelfia: Así habla el Santo, el Verdadero, el que guarda la llave de David: si el abre, nadie cerrara y si cierra, nadie abrirá.José regresa a Israel se retiró a Galilea y fue a vivir a un pueblo llamado Nazaret.
Como vemos el caminar de la sagrada familia no fue fácil, decir que somos cristianos, es renunciar al pecado y aprender a vivir con sencillez y humildad, es servir y llevar el amor y la paz de Cristo a nuestros semejantes.

Share Button
Powered by Bullraider.com