La Palabra meditada

La Palabra meditada 2ª Semana de Navidad. Epifanía del Señor. Ciclo A.

 

San Mateo 2,1 – 12

Habiendo nacido Jesús en Belén de Judá, durante el reinado de Herodes, vinieron unos Magos de Oriente a Jerusalén.
Este relato es conocido como la Epifanía del Señor, Epifanía significa manifestación, es decir la manifestación de Jesús en el mundo pagano. Recordemos la palabra nos dice que eran magos, no reyes, eran sacerdotes paganos que se dedicaban a la astrología y esta es una de las razones por la que se dejaron guiar por una estrella hasta donde estaba nuestro Señor, como sacerdotes ellos ya sabían que iba a nacer el Mesías esperando.

Y preguntaron: ¿Dónde está el rey de los judíos que ha nacido?, porque hemos visto su estrella en Oriente y venimos a adorarle.
A pesar de ser Sacerdotes paganos tuvieron fe y vinieron desde muy lejos a adorarle, deberíamos de tener esa fe que tuvieron estos Magos para que se manifieste nuestro Señor en nuestra vida, y lo busquemos no por un beneficio, sino más bien para adorarlo, glorificarlo, honrarlo, alabarlo, por ser tan especial, por haberlo dejado todo por nosotros, por su amor infinito hasta morir en una cruz por cada uno de nosotros para muestra salvación, Jn. 2,23.24 nos dice: Pero llegara la hora, y ya estamos en ella, en que los verdaderos adoradores adoran al Padre en espíritu y en verdad. Son esos adoradores a los que el Padre busca.Herodes y todo Jerusalén quedaron muy intranquilos por la noticia.

 

{jcomments on}La noticia de que nuestro Señor Jesús habita entre nosotros es motivo de mucha alegría, porque el si es un rey, que nos ha dado muchos regalos espirituales, siempre y cuando lo tengamos como el centro de nuestras vidas y seamos justos con los demás como con nosotros mismos.
Belén es la tierra de Judá, tú no eres el más pequeño entre los principales pueblos de Judá, porque de ti saldrá un jefe, el pastor de mi pueblo, Israel.
Para recibir a nuestro Señor, nuestro corazón debe de ser como un Belén, pequeño, sencillo, humilde, para que ese jefe nos guie como nuestro pastor y vaya renovando nuestra mente, debemos de estar atentos a escuchar su voz pues él nos conduce a la puerta de la salvación, Jn. 10,9-10 nos dice: Yo soy la Puerta: el que entra por mi está a salvo. Circula libremente y encuentra alimento. El ladrón entra solamente a robar, a matar y a destruir. Yo en cambio, vine para que tengan vida y sean colmados.

Después de esta entrevista, los magos prosiguieron su camino. La estrella que habían visto en Oriente iba delante de ellos, hasta que se paró sobre el lugar en que estaba el niño.Esta estrella que guía a los magos, es el Espirita Santo y su principal propósito aquí en la tierra es llevarnos a Jesús, él es el espíritu de la verdad, que nos revela a nuestro Señor, Jn.16,14 nos dice: Me glorificara porque recibirá de lo mío para revelárselo a ustedes.Se postraron para adorarlo y, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra.

El oro es el símbolo de Rey, el incienso es el símbolo de Dios y la mirra es el símbolo del hombre, es decir Dios el Rey entre los hombres.
Jesús vino a darse a nosotros, él nos dice que vino a servir y no a hacer servido, el desea que nos demos a los demás, este es el mayor regalo que nosotros le podemos hacer, He 20,35 nos dice: E n todo les he enseñado que es así como se debe de trabajar, a fin de tener también para ayudar a los necesitados, recordando las palabras del Señor Jesús, que dijo: Hay mayor felicidad en dar que en recibir.

Share Button
Powered by Bullraider.com