Noticias parroquiales

Parroquia San Vicente cumplirá medio siglo de velar por sus fieles

 La parroquia San Vicente de Paúl cumplirá en julio 50 años de ayudar a los más necesitados en San Pedro Sula y autoridades de la Iglesia aseguran que las obras solidarias continuarán por mucho tiempo más.

 

 

Más de dos mil feligreses que se congregan en la parroquia San Vicente de Paúl estarán celebrando este año su cincuentenario, en el que se llevará a cabo una serie de actividades como reconocimiento al gran esfuerzo que sus miembros hacen para cumplir con la misión que Dios y el papa Francisco les ha encomendado, que es ayudar a los más desprotegidos.

La parroquia San Vicente de Paúl está conformada por 24 comunidades en San Pedro Sula, siendo una de las más grandes de la Diócesis y al igual que las demás tienen entre sus principales objetivos evangelizar y ayudar al prójimo. La pastoral social se divide en cuatro grupos: tierra y medio ambiente, salud, educación y atención primaria.

El padre Roberto Fernández, vicario de la parroquia, detalló que tierra y medio ambiente está destinado principalmente para los campesinos de El Merendón, donde por medio de orientación, préstamo de maquinarias y acceso a vehículos para bajar a la ciudad, les ayudan a que puedan comercializar sus cultivos.

El grupo de salud comprende cinco consultorios médicos en distintas colonias de la ciudad, adonde a precios simbólicos los enfermos pueden adquirir los medicamentos que alivien sus males, también una ambulancia sube a diario a la cordillera de El Merendón, adonde un médico evalúa a los pobladores.

La parte educativa es uno de los grupos más extensos de la pastoral social, con dos centros educativos de primaria y secundaria en las aldeas de El Perú y Suyapita de El Merendón, clases de computación e inglés a bajos precios en la sede principal y el Instituto de Educación por Radio, el cual va dirigido para las personas que carecen de oportunidades de estudio. Así, la Iglesia busca cambiar el destino de miles de jóvenes de bajos recursos.

La atención primaria trata de escuchar y buscar soluciones a los distintos problemas expuestos por los feligreses que llegan a diario en busca de ayuda a las distintas sedes de la parroquia.

“Realizamos muchas actividades para ayudar con lo poco o mucho que podamos a los que más lo necesitan”, dijo el padre.

Van por un cambio

El padre Fernández asegura que al igual que el cincuentenario de la Diócesis en 2013 con el sínodo diocesano, la parroquia necesita un cambio en su estructuración, sin dejar sus dos principales pilares que son la evangelización y la ayuda a los más necesitados.

“Necesitamos reflexionar en qué hemos hecho estos cincuenta años y qué vamos a hacer los años que vienen”, manifestó.

El padre Jesús Palau, de origen español, es el párroco de la parroquia San Vicente de Paúl desde hace un año y asegura que para él fue un gran reto aceptar el liderazgo de la Iglesia, por el gran compromiso de su congregación en proyectarse con los desposeídos.

“Me sentí con mucho orgullo por el llamado del Señor, pero con una gran responsabilidad, porque es una parroquia con dimensiones muy grandes.

Pero me siento contento, porque no estoy solo, tengo la comunidad de padres y la feligresía que es muy activa”, señaló el párroco. Pide a los fieles participar en las actividades previstas.

 

Share Button
Powered by Bullraider.com